El letargo del pajaro de fuegoComo prometí aquí llega una reseña de verdad de esta novela cifi que ya apunté brevemente en esta entrada. Aunque terminé el libro muy rápidamente, llevado sin tirones por una prosa sencilla y fluida a través de las casi trescientas páginas me he tomado algo de tiempo para no escribir una reseña apresurada por cumplir, sino hacerlo en condiciones, con el libro bien reposado y sin dejarme tampoco dominar por la emoción de cerrar un libro, que imagino que todos conocéis.

He tratado de no contar nada en detalle pero advierto que puede que se desvele un hecho importante, tan relevante para mi opinión que no puedo dejarlo pasar sin explicarlo. Advertidos quedáis.

La novela tiene un inicio potente con una escena previa que se relaja rápidamente para mostrarnos el mundo donde transcurre la historia y a algunos de sus personajes en sus propias vidas que el guión irá reuniendo poco a poco… hay un tramo de la novela donde el ritmo es casi sosegado, quizás demasiado largo, pero afortunadamente cuando podamos comenzar a pensar eso todo estalla y el ritmo se vuelve trepidante hasta el final de la obra, sin dejar casi tomar aliento hasta que todo está a punto de resolverse. La narración es directa, sin giros rebuscados (aunque se cuela alguno muy puntualmente sin romper el tono) y bastante apropiada al género, las descripciones son funcionales y breves… a veces demasiado en un par de puntos de la historia habría necesitado un poco más de descripción de la escena para no tener que volver a leerla y entender exactamente que había sucedido, aunque como digo esto solo me sucedió en contadisimas ocasiones (un par a lo sumo).

La novela se mueve en su género con comodidad y nos regala un par de giros dentro del campo de la ciencia ficción que hacen que durante varios capítulos la historia se transforme de repente en un survival horror con infectados agresivos y peligrosos. Admito que no soy demasiado amigo del fenómeno zombie así que esto no lo vi con agrado pero la historia avanzaba de forma interesante y en lugar de ceñirse a los convencionalismos del género zombie y convertirsua novela en una más de tantas que pretenden aprovechar este boom temático  la autora tiene la capacidad de hilar un nuevo giro que rescata a la novela hacia su antiguo género, salvandola para mi de convertirse en una novela de zombies/infectados típica y tópica. Este survival, como digo, tiene una duración perfecta, nos muestra su impacto en el mundo pero no se recrea en ello, único objetivo del género al parecer, con casquería sin venir a cuento sino que todo está motivado por la autentica trama de fondo.

La resolución, debo decir, me agradó bastante, ya nos lo va anunciando el propio libro si nos fijamos en ello por lo que no es del todo sorprendente pero maneja con frescura diversos elementos cifi, añadiendolos a lo largo de todo el desarrollo de la novela, no quedandose solo en los primeros compases. Es habitual dibujar el trasfondo en las primeras páginas, una vez creado este marco ya sabemos que reglas esperar del mundo, que existe y que no… en el Letargo del pájaro de fuego el mundo aunque claramente dibujado y comprensible se va ampliando a medida que se narra y eso resulta agradablemente fresco.

Si alguna pega puedo achacarle a El letargo del pájaro de fuego es que algunos personajes se quedan un poco planos en su arquetipo mientras que otros están mejor definidos y dibujados, me faltó profundidad en la mayoría para conseguir ese lazo que cuando el personaje muere o sufre un revés te hace de verdad sentirlo por él.

En resumen se trata de una novela rápida, trepidante y que se devora en pocos días con agrado, se disfruta y cierras con la sensación de que ha merecido la pena. Los peros son puntuales y no muy serios, así que a cualquiera que le guste el género se la recomiendo sin duda… probablemente no es para fans del género zombie, no van a encontrar lo que creen. Y sin duda habrá que esperar con ganas la próxima novela de Laura S.B. que seguro que no nos decepciona.

En mi escala de 1 a 13 se lleva un…

Siete sobre diez para los que mi escala os da dolor de cabeza.