Este artículo lo redacte con intenciones similares al de Combatir eficientemente en Anima, es decir, para que mis jugadores conocieran el entorno en que se movían, en este caso algo mucho más relevante que la mecánica de combate, ya que sin eso se puede tirar, pero sin conocer el mundo que rodea a sus personajes las partidas se desarrollan de forma mucho más tosca. Como siempre podeis ver el artículo completo haciendo clic en el título o en leer más.Distinguir lo que sabe el jugador del personaje a veces es un poco complicado cuando estos conocen en profundidad el sistema o la ambientación. De igual modo si los jugadores no saben casi nada el problema es similar, situar el grado de conocimientos comunes de gente nacida y criada en un entorno requiere un cierto esfuerzo y preparación. Para ello recopilé pequeños resúmenes para mis jugadores con temas como la religión o las organizaciones conocidas, como la Inquisición o los Templarios de Tol Rauko.

Ahora bajo el título “De sentido común” voy a ir poniendo a disposición de ellos y de cualquiera que esté interesado estas pequeñas informaciones. Hoy empezamos por…

Religión

En Gaia, la religión mayoritaria es el cristianismo, pero no es ni mucho menos la única religión del mundo… y a causa de esto se han dado importantes conflictos culturales y bélicos…

La fe cristiana

Hace siete siglos que esta religión es el pilar de gran parte de la humanidad. Abel, hijo de Dios, vino al mundo en una época de terror para salvar a los hombres de si mismos.

Los preceptos de Abel predicando la palabra de Dios Padre son las bases de la iglesia actual y los ritos se han creado en torno a lo que él predicaba.

Esta religión es marcadamente monoteísta, negando la existencia de otros dioses, indicando que Dios vela por los hombres y trata de guiarlos al camino correcto. La justicia, el amor y el amparo del hombre son sus preceptos básicos, incluso los que no tienen nada tienen su sitio en los cielos.

El cristianismo se ha adaptado a muchas culturas, convirtiendo dioses menores en ángeles y héroes en santos por su supuesta devoción. Esta multitud de inclusiones ha convertido a la Iglesia en muy variada en sus detalles de un lugar a otro, pero en todos hay tres pilares basicos:

Un solo dios, justo y misericordioso, creador del hombre a su imagen y semejanza.

Fe y salvación. El sacrificio y la salvación del Mesías son un gesto y reflejo del amor de Dios por los hombres, estos disponen del libre albedrío y mediante su fe y amor entre ellos se salvaran.

Los elegidos. El hombre es el pueblo de dios, su deber es combatir aquello que le amenace o a su fe. Luchar contra la injusticia y si es necesario purgarse a si mismo.

El símbolo universal de la Iglesia es la cruz, como representación del sacrificio de Abel. La Biblia es otro de sus símbolos, libro sagrado donde sus apóstoles recogen sus actos y palabra.

La iglesia cristiana ha sido durante muchos siglos, hasta ahora, la única religión oficial del Imperio, de modo que la gente se refiere a ella simplemente como la Iglesia. Aunque fundada por el propio Abel no cobró toda su relevancia hasta la creación del Sacrosanto Imperio de Abel. Se ocupa no solo de difundir la palabra del Mesías sino de obras de caridad, hospitales y orfanatos. No solo obtiene beneficios de los diezmos de sus creyentes, sino que tiene importantes propiedades y empresas, su riqueza es considerablemente elevada, y su presencia en las naciones realmente elevada.

Desde hace unos siglos hay diversidad en las interpretaciones de las doctrinas, y han surgido diversas ramas además de la ortodoxa, la más extendida de ellas.

Los Liberus (o liberales de forma más popular) opinan que si bien el cristianismo es la única religión verdadera la Iglesia no tiene derecho a imponer su credo, pues coartan el libre albedrío. Apoyan, por tanto, a Elisabetta con entusiasmo desde que esta proclamo el edicto que daba libertad de credo en el Imperio. La tratan como a una reformista iluminada.

La facción de El Salvador basan sus ideas en que el regreso de Cristo está cercano y que es necesario un gran cambio. Mientras haya un solo infiel el Mesías no volverá a nosotros, de modo que son la rama más radical de la iglesia. Son ardientemente partidarios de entrar en guerra con los estados separatistas como Kushistan.

Los animistas opinan que la fe pura es el único camino a la salvación. Los actos no importan si una persona tiene fe, mientras estos no contradigan los preceptos basicos de la religión. Esto es muy popular entre los burgueses de la costa del comercio, que encuentran liberadora esta actitud ante ritos que podrían ser muy tediosos.

En cuanto a ritos, la misa es el principal. Todos los fieles tienen la obligación de acudir semanalmente a misa, para escuchar la palabra de dios y expiar sus pecados. La Noche de Bendición se recuerda la primera aparición de Abel en el mundo, y Sanctus recuerda el día de su muerte en la cruz para salvar al mundo. Hay muchas otras tradiciones y festividades, pero estas varían enormemente a nivel local.

Para la Iglesia las fuerzas sobrenaturales son la esencia del mismo mal, cualquier individuo dotado de poderes sobrenaturales es por definición un engendro demoníaco, que ha entregado su alma por la tentación del poder.Los brujos e invocadores son especialmente malignos, ya que el estudio y dedicación que ejercen demuestra un interés y voluntad en el mal superior al de otros.

Lucifer entrego los dones sobrenaturales a la que sería su esposa, Lilith, y luego a Eva… de este modo el uso de estas dotes es llamado a menudo “El Pecado Original”. Estas fuerzas son especialmente malignas porque quien las usa no tiene que desear hacer mal con ellas, pero inevitablemente le conducirán a ello.

Tras experiencias que avalan este hecho (ejércitos de muertos, regiones enteras devastadas, etc.) los cristianos apoyan mayoritariamente estas creencias y temen y desprecian lo sobrenatural. La iglesia cuenta con fuerzas armadas especializadas en estos asuntos.

Existen unos dones permitidos por la iglesia, son aquellos que tienen origen en Dios y que ocasionalmente concede a los hombres. Estos llamados milagros son concedidos a los elegidos de dios y a diferencia de los de origen diabólico no conducen a actos de maldad, permitiendo al elegido mantenerse puro. Siempre que algo puede tacharse de milagroso se abre una investigación profunda e intensa para determinar si realmente son actos divinos o un posible engaño del maligno. A estas personas se les da el título de Santos, y aunque siempre siguen bajo supervisión de la iglesia se les permite usar estas capacidades.

Existen además satanistas, que adoran a Lucifer bajo diversos nombres, estos son perseguidos como los brujos -la mayoría de brujos son considerados satanistas, al venir sus poderes de los demonios- pero no todos los seguidores de otras deidades se tachan de satanistas… existen falsos ídolos, creencias erróneas o fantasiosas. Estos falsos ídolos tienes prohibida su adoración, pero la Inquisición no puede castigarlos como se castiga la brujería o el satanismo. Este acto pagano solo merece reprimendas y amonestaciones.

Lillium

Es un conjunto de mitos y creencias alrededor de la naturaleza, el mundo mágico y el espiritual. Es originaria de Alberia pero se da ramificada y con variantes en Kanon, Galgados o la lejana Pristina. Aunque su origen es difícil de precisar seguramente parta de la relación de las gentes del reino de las lluvias con otras culturas más antiguas o espiritus de los bosques.

Tiene una concepción animista de la naturaleza y el propio mundo: todo esta lleno de dioses y demonios, incluso los lugares relevantes tienen vida propia. Los lugares sagrados son muy importantes para ellos, y los arboles han cobrado gran importancia. Aunque hay muchas criaturas divinas para los Lillium solo hay una verdadera diosa: La Madre. Una deidad absoluta que representa la vida y la naturaleza, de cuyo vientre han nacido todas las cosas. No pide ni requiere adoración, ni tributos ni reglas, ama a todos sus hijos y el hombre es sin duda su favorito. Cuando se le rinde pleitesía se hace de un modo indirecto para no contrariarla. Algunos la equiparan a Gaïa (recordemos que el mundo en el que viven los personajes tiene ese nombre), asegurando que ese es el verdadero nombre de La Madre.

Los Arboles Sagrados son los mayores espíritus de las tradiciones lillium, todos los arboles de una misma especie componen un espíritu único mayor, al que se asocian valores y hechos de la cultura lillium.

Roble: el dominio sobre la guerra. Poder, fuerza, valor, soberanía. Pertenece a los reyes y grandes generales.

Avellano: belleza y sabiduría. Inteligencia, evolución y cambio.

Acebo: el árbol de los héroes y las leyendas.

Manzano: es el árbol que separa la linea de los vivos y los muertos, se le atribuyen poderes regenerativos y sanadores.

Tejo: la muerte. Está en contacto con el más allá. Las piras funerarias siempre está hechas de tejo.

Abedul: una fuerza benigna primigenea. Sus ramas se usan para espantar demonios y azotar a los criminales de delitos poco graves. Su esencia es marcadamente femenina, por lo que solo las mujeres pueden tenerlo como arbol sagrado.

Sauce: el arbol de las brujas y los poetas. Sus dones difieren mucho si es referido a un hombre o a una mujer. Arbol del embrujo y la creatividad.

Espino blanco: se le tiene por un árbol maligno, cuyo interior es tan venenoso y oscuro como aquellos que lo tienen asociado.

Los shide son un antiguo mito lillium, son los supuestos primeros pobladores de Alberia, que hicieron un pacto con los espíritus del bosque. Al nacer un shide se consagra a un árbol concreto que brota en ese mismo instante. Crecen y evolucionan juntos, y cuando el shide muere el árbol se pudre. Los mayores héroes Lillium son considerados shide, por los poderes que demostraron. A veces al alcanzar cierta importancia en la historia los grandes espíritus lo reclamaban sacándolo del circulo de la reencarnación convirtiéndose en un Lim Shide (una especie de semidios). En la actualidad aún se les venera o se les pide ayuda antes de una batalla.

Los sacerdotes lillium son mediadores entre hombres y espíritus, y aunque se les ha tenido por magos tradicionalmente ahora no son más que transmisores de ritos y cultura. Se les admira como consejeros y sabios y la mayoría viven en Alberia, pero se encuentra alguno fuera. Estos no imparten misas, de hecho sus ritos son completamente privados entre sacerdotes. No tienen templos de culto, realizan sus ritos cerca de pozos, manantiales o bosques. El bosque de Glenda es el corazón de su iglesia. Allí se reúnen anualmente.

En todos los rituales lillium están presentes la naturaleza y la música. Esta está también muy presente en las celebraciones religiosas del pueblo. Las canciones son muy importantes, y quienes poseen una buena voz se consideran dotados para ser escuchados por los grandes poderes.

Para los lillium la vida y la muerte son un ciclo interminable, la lucha y conquista estan muy ligados a la naturaleza del hombre, como proteger lo que se ama. Por tanto la guerra no siempre se ve como algo malo, sino parte de la vida, así como es posible talar un bosque entero para construir casas o barcos, es el ciclo natural… pero la guerra o la destrucción sin motivo es visto como una perversidad, rompen el equilibrio y dañan a La Madre.

Los lillium creen que cuando mueres vas a la tierra de las brumas, un lugar donde las almas esperan a la llamada de la Madre para volver a nacer… como niños no recuerdan nada, pero al morir toda la memoria del alma regresa. Los rituales funerarios son siempre de incineración, salvo para grandes personalidades que son enviados en una barca a la tierra de las brumas.

Enneath

La religión mayoritaria de Al-Enneth es conocida como Enneath (incluso da nombre a sus tierras comunes).

El núcleo de esta religión es la adoración de Jihamath, una deidad todopoderosa y suprema. Jihamath es el destino, el escritor de la existencia, de ahi que Enneath signifique “Herederos del Destino”. Todo lo ocurrido o por ocurri forma parte de él, los hombres son sus siervos dotados de vida por su misericordia para cumplir lo asignado en el libro del Destino. Junto a él están los Kalih, grandes angeles que están creados para mostrar a los hombres cual es su camino.

A pesar de esta predestinación la dualidad entre el sino destinado y el libre albedrío es la base de la religion Enneath. Hay dos caminos el correcto (Inara) y el equivocado (Qamar). Una persona no puede eludir aquello para lo que está destinado pero es libre de elegir el cómo. Si lo hace correctamente ganará el cielo, si no la nada eterna.

No tienen simbología de su dios, igual que sucede en el mundo real con los musulmanes estos simbolos atentan contra sus creencias, en sus libros religiosos solo se graba la palabra Destino en su cubierta.

Hay dos ramas, los zafires y los mulares. La principal diferencia reside en su valoración de los Kalih. Los zafires no creen en más dios que Jihamath y cualquier otra adoración es idolatría y un insulto al verdadero dios. Los Kalih no son más que meros agentes transmisores de su sabiduría.

Los mulares los consideran dioses concebidos al amparo de Jihamath, siendo por tanto posible no tomar todo lo dicho por cada Iluminado como inamovible, los Kalih representan cada uno distintos aspectos del destino que permiten escoger los distintos caminos a seguir a los hombres.

Su frente común ante el cristianismo es lo que une a estas dos vertientes. Los zafires son mayoritarios en Kushistan, mientras que en Estiga Salazar abundan los mulares.

Shukyokami

Es el termino que engloba el culto a los kamis, las deidades de la isla de Varja. Los kamis son criaturas en un nivel superior de existencia, representación de las cosas más relevantes del mundo. Estas criaturas estuvieron en la antigüedad muy ligadas a las gentes de Varja formando la base de toda su cultura actual.

La base común es la veneración y el respeto a los kami pero es imposible sintetizar unas reglas comunes ya que hay tantas como kamis diferentes, y sus practicantes rara vez lo consideran una religión sino un conjunto de practicas y festividades, un modo de vida. Existe una variada simbología ya que cada kami tiene su propia marca característica.

La cosmogonía no es un tema muy tratado en esta religión ya que la mayoría de los sacerdotes afirman que el mundo tal y como lo conocemos existía antes de la llegada de los Kamis. Incluso los propios Kamis no parecían ponerse de acuerdo entre sí pero la versión más extendida afirma que el cosmos se origino debido a cuatro fuerzas primarias opuestas: Luz, Oscuridad, Infinito y Vacío. Estas se encontraban en armonía perfecta hasta que el peso del infinito lo rompió y este se tragó a las otras tres.

Esto creo a Gaia y a los cuerpos celeste como resultado. Otras teorías hablan de unos kamis superiores creadores los Shizukana Sozasha (o creadores silenciosos) que originaron la Creación con su voluntad.

Existen, aunque hay muchos, seis de estos kamis que personifican aspectos mayores de la creacion, son conocidos como kotoamatsukami:

Varja: espiritu de la gran isla

Michinokami: Diosa de los caminos, las piedras y la buena fortuna

Karasu no Yoru: señor de la luna y la oscuridad.

Umetsuki: señora de los oceanos y de las profundidades

Yamato no shura: dios supremo de la guerra y las tormentas

Taiyonohikari: encarnación del sol y de la luz.

Los santuarios de esta religión estan dedicados a un kami concreto, habitualmente una deidad local de un rio, bosque o montaña. Puede haber varios de ellos dedicados a distintos kamis que rigen la zona en conjunto.

Todos estos santuarios poseen un arco tori, una puerta roja que marca una linea entre el mundo real y el de los dioses.

Aityr

Este credo comprende las creencias de los Yermos Gélidos y los descendientes de la casta de Holst, incluso tras la llegada del cristianismo en la religión más extendida en las tierras del norte. Este credo politeista es de transmisión oral y es precisamente así, Aityr, como llaman a sus dioses. Aunque pueden tener una dedicación especial al patrón de su propio clan rezan a todos en general.

Se dice que antiguamente los Aityr caminaron junto al hombre y que de ellos desciende la casta de Holst, aunque sus seguidores opinan que estos intervienen muy poco en el mundo, los Aityr prefieren que los hombres se encarguen de sus cosas, aunque son caprichosos e intervendrán cuando lo crean oportuno.

Los heroes son muy importantes pues se les considera descendientes de dioses y a su muerte serán llevados junto a ellos para combatir a su lado o servirles; mientras que los que no hagan nada de relevancia serán llevados al Helión donde dormirán eternamente hasta ser olvidados, no hay infierno como tal para los Aityr, el olvido es un destino mucho peor.

La cosmogonía Aityr es rica y detallada, de una sima infinita donde solo había vacío nacen cuatro gigantes sin nombre, dos hombres y dos mujeres, en el Dia del Principio uno de ellos, una mujer, muere o se sacrifica, según la versión de su sangre, carne, lagrimas, cabellos, etc. van naciendo las distintas partes del mundo, los otros conforman a los tres primeros Aityr tomando parte de la esencia del cuarto gigante. La descendencia que tienen entre ellos dan nacimiento a un gran número de deidades. Las historias entre ellos, sus riñas y amores, conforman diversas casas Aityr y a su vez el nacimiento de los hombres. En una de las guerras de los Aityr es cuando estos comenzaron a recoger con la ayuda de las Parcas las almas de los grandes guerreros para que les ayudasen en la lucha.

La Iglesia Aityr no tiene estructura ni jerarquía, aquellos que ejercen de sacerdotes guardan las tradiciones y las transmiten a algun aprendiz, siempre hay cierto numero de ellos en cada pueblo o ciudad, pero esto no tiene ningún reconocimiento y deben trabajar para ganarse la vida además de ejercer este cargo.

Los Aityr se dividen en tres casas: Los Valdyr son las ocho deidades principales que residen en los cielos; la casa de Njordt que moran en los hielos eternos, cerca de la sima Ginnungagap; y la casa Valhein la más cercana al hombre y que residen en el corazón de los sueños, se dice que bajan a menudo a caminar por el mundo. Existen además las tres hermanas, las Parcas, así como las Tres Bestias, hijos de Jera (Aityr Njordt) engendrados con una gota de sangre de gigante por envidia ante la creación del hombre por Mannaz (Aityr Alhein), criaturas de pesadilla que concibieron su monstruosa progenie y a punto estuvieron de devorar a los dioses.

La religión Aityr no descarta a otros dioses, saben que hay muchos más, pero si desprecia a quienes son dependientes de sus dioses, pues estos son volubles, y aunque respetan a Cristo que demostró su fuerza en las guerras de la antiguedad no a su Iglesia, formalista y decante, y que ha tratado de imponerse sobre ellos durante mucho tiempo.